AROMAS

Aromaterapia: Disciplina terapéutica que aprovecha las propiedades de los aceites esenciales extraídos de las plantas aromáticas, para el equilibrio y armonía del cuerpo y de la mente para beneficio de nuestra salud.
Llegan a la raíz emocional despertando nuestras propias energías de curación.  
Actúa sobre los planos sutiles, se utiliza en a la meditación, visualizaciones, concentración y a todas aquellas técnicas destinadas a buscar el equilibrio y armonía interior.

Aceites Esenciales: 
Albahaca: Para el dolor de cabeza , migrañas y también para la fatiga mental.
Angélica: Nos conecta con lo Divino.
Canela: Afrodisíaco y estimulante mental.
Cedro: Acopio de energía, trasmite tranquilidad y la sensación de seguridad en el seno de la madre tierra. Sedante
Cedrón: Sedante y se combina con lavanda.
Ciprés: Para etapas de cambio.
Clavo de olor: Para dejar de fumar.
Enebro: Actúa en lo mental, emocional y físico.
Eucalipto: Aparato respiratorio es descongestivo. Sus vibraciones nos abren par la inspiración interior y nos dotan para la originalidad, y la creatividad
Geranio: Antidepresivo, relajante y para estabilizar emociones.
Jengibre: Dolores reumáticos y musculares, agotamiento sexual y físico.
Lavanda: Sedante, para problemas de insomnio. Equilibrio emocional, calma y relaja. Ayudan a la disolución y el procesamiento de las emociones estancadas
Lemongrass: Fatiga mental, es un estimulante mental
Limón: Estimulante mental, antiséptico, astringente, cicatrizante.
Mandarina: Calmante y sedante, brinda alegría.
Mejorana: Para estados de soledad y ansiedad.
Menta: Estimula el cerebro ayuda a despejar los pensamientos.
Naranja: Antidepresivo y restaura  el espíritu.
Pino: Estimula el sistema nervioso, brinda energía y bienestar.
Romero: Estimula la memoria, la claridad mental, procesos creativos, es un protector psíquico y un estimulante físico. Ayuda a superar la pereza, fomenta la disposición para la acción.
Salvia: Relajante, armoniza la sexualidad por relajante y distiende la energía sexual.
Sándalo: Propiedades sensuales, meditación, aquieta los pensamientos, es ansiolítico y antidepresivo.
Tomillo: Antiséptico de vías respiratorias. Es tónico y energizante en el nivel físico, mental y emocional, mejora la memoria.
Vetiver: Relajante profundo, balancea energía de grupo y afrodisíaco.
Ylang-Ylang: Antidepresivo y sedante, actúa sobre dificultades sexuales, por stress y ansiedad, es utilizado en estados de tensión nerviosa, insomnio e hiperactividad. Abre a sensaciones sensoriales más sutiles
Bergamota: Su fresco y alimonado aroma potencia nuestras energías vitales. Nos aporta confianza en nosotros mismos y autoseguridad.
Esencias de rosas: Gran efecto armonizador. Sus delicadas y amorosas vibraciones mitigan y curan las heridas de nuestro corazón. Despiertan la percepción por la manifestación del amor, la belleza y la armonía de la creación,  estimulación y un refinamiento de las alegrías sensoriales, propiciando al mismo tiempo su trasformación para el amor suprapersonal.
Jazmín: Aroma sutil , nuestro espíritu se abre a las imágenes y visiones que llevan en sí los mensajes de verdades más profundas. Sus vibraciones refinan la percepción y unen las energías del tercer ojo con las del chakra del corazón.
Olíbano: Su aroma tiene un efecto sublimador sobre el espíritu y el alma y purifica la atmosfera, permite dejar atrás lo cotidiano, profundiza la capacidad de la fé y eleva el alma a un plano donde puede convertirse en receptángulo para la luz Divina
Loto: Irradian  amor, alegría y conocimiento. El aroma de la flor de loto porta este mensaje intrínsecamente. Dirige al alma sensible y dispuesta por el camino hacia la unidad con Dios.



Formas de aplicación para la activación de los chakras con aceites esenciales:

La respiración: Sirve de vehículo en el intercambio energético entre las esencias y los chakras. Al respirar las esencias, introducimos en nuestro interior las vibraciones de los aceites.

- Aplicados en la piel: La transmisión vibracional de las sustancias aromáticas, ejercen su efecto a través de la piel. Si se aplican directamente en la piel, se utilizaran los aceites esenciales en disolución al 10 por 100 con aceite de jojoba, aceite de almendra aceite de sésamo, aceite de palma, etc.

Otra aplicación es preparar unos algodones en los que se pondrán dos gotas de la esencia pura sobre el algodón y se colocara en el chakra correspondiente, empezando por el primer chakra. No se aplicara la siguiente esencia hasta pasados unos minutos, después de haber tomado conciencia que se ha pasado al siguiente chakra.

Se utiliza una esencia diferente para cada chakra.

Que tu intuición elija que esencia utilizar.







Publicar un comentario

Entrada destacada

FENG SHUI

FENG SHUI (Viento y Agua) En sus comienzos hace mas de 3000 años, su aplicación era místico y religioso: localizar los lugares apropiados...